El país

Este variado país de América del Sur, donde llega tanto el Océano Pacífico como el Océano Atlántico, está recorrido en toda su longitud por la famosa “Cordillera de los Andes”.

En la región del Litoral se encuentran por otra parte los valles de Cauca y Magdalena, llanuras muy fértiles, en donde se cultivan fruta y hortalizas para ser consumidas por la población. De esta configuración resulta una gran variedad de altitudes y de climas: desde las montañas heladas de los Andes, con varias cimas volcánicas cubiertas de nieve, al clima tropical del Amazonas.

El café constituye el principal producto de exportación, junto al tabaco y al cacao. Entre otras cosas, el subsuelo colombiano es rico en petróleo, carbón, oro, plata y piedras preciosas, como las esmeraldas.

La Población

Los colombianos son un pueblo creativo, generoso y con coraje que construye con sus propias manos una fuerte nación, que lucha sin tregua para liberarse de las desigualdades y para asumir la responsabilidad de su propio futuro.

La diversidad étnica presente en el país lo enriquece en las costumbre y en las manifestaciones culturales. Una profunda religiosidad, caracteriza a este pueblo que posee cristianas muy profundas.

Es un país que en las últimas décadas estuvo sacudido por la violencia, que presenta profundos desniveles sociales, donde la discriminación y la miseria son constantes. Estos factores han hecho aumentar el porcentaje de personas que del campo emigran hacia las zonas urbanas: a las ciudades principales llegan cerca mil personas por día. Proceso que ha generado la formación de enormes zonas de “tugurios” (barrios de casuchas) en las periferias de las metrópolis.

La condición de miseria de los nuevos habitantes fue la causa principal del fenómeno de crecimiento de la delincuencia, así como también el aumento de la prostitución, el “gaminismo” (chicos de la calle) y un malestar social generalizado. Los problemas de inserción en la vida de la gran ciudad son muchos: ofertas de trabajo en condiciones extremas, que llevan también a la disgregación de las familias.

Los barrios de la periferia de Bogotá están formados por casuchas, sin servicios higiénicos. Son zonas de una gran delincuencia. Los chicos viven en situaciones económicas y familiares difíciles, el 30% de ellos vive con la madre. Sin la presencia del padre. Solo el 4% de ellos entran en escuelas profesionales, la mayoría terminan en bandas juveniles donde puede suceder que sufran violencia, sean explotados o hagan uso de la droga.

El Estado tiene en la mira a la educación pública, desde las escuelas primarias hasta la universidad. Pero el crecimiento demográfico es muy grande y no se logra llevar adelante esta intención. Por este motivo muchos chicos permanecen sin escuela y otros, por falta de medios, abandonan el estudio ensanchando las filas de los chicos “trabajadores” o delincuentes.

El proyecto deportivo

En los barrios más pobres y degradados de la periferia de Bogotá, capital de Colombia con 4 millones de habitantes, viven hoy cientos de miles de colombianos llamados “desplazados”, obligados por la guerrilla a dejar el campo. Quienes deben pagar el precio de esta desastrosa situación son sobre todo los más jóvenes: miles de chicos, e incluso de niños, viven en la calle, expuestos a todos los peligros posibles, desde el riesgo cotidiano a las enfermedades, a las bandas armadas, a la droga y a la prostitución de menores.

Algunas familias de uno de estos barrios di casuchas, Villa Esperanza, se han organizado, gracias a la presencia de los miembros del Movimiento de los Focolares, para ayudarse entre ellos y ayudar a otros que se encuentran en dificultad. Luego de las iniciativas que ya están en acción ha surgido la voluntad de tratar de contribuir a sacar a los chicos de la calle gracias a la formación de un equipo y de una escuela de fútbol, una actividad que más que otras podía ser apreciada por ellos.
En concreto, la ayuda para la constitución de un club deportivo de fútbol, después de una experiencia que duró un par de años con el apoyo del club de fútbol profesional italiano, Football Club Benevento, Sportmeet se encargó de dar curso en este proyecto a algunas iniciativas de carácter deportivo, en distintos países europeos, con un propósito solidario.

Gracias a estas ayudas concretas, pero sobretodo al esfuerzo de un grupo de jóvenes de Bogotá, apasionados y competentes en el ámbito del fútbol, la experiencia de la sociedad deportiva de Villa Esperanza va adelante y reúne siempre a nuevos chicos, contribuyendo en cierta medida, a promover momentos deportivos de carácter formativo y relaciones positivas.

Para contribuir al proyecto:

- c/c postal n. 48075873 o también a
- c/c bancario 100000002497 (simplificado 1000/2497)
SAN PAOLO IMI, Filiale di Grottaferrata (RM) – Via delle Sorgenti, 128 – código CIN O – ABI 01025 – CAB 39140
dirigidos a:
Associazione Azione per Famiglie Nuove – Onlus – Via Isonzo, 64 – 00046 GROTTAFERRATA (RM) especificando en la causa: Progetto sportivo Villa Esperanza código 2COLC

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.